Categorías

Toallitas Gratis

Estreñimiento y gases

Hay 3 productos.

Los cambios hormonales son los responsables del estreñimiento en el embarazo. El incremento de la progesterona hace más lento el tránsito intestinal. Además a medida que avanza el embarazo el estreñimiento puede empeorar debido a que el útero,  que se va haciendo cada vez más grande por el crecimiento del bebé, comprime el intestino.

También el consumo de las vitaminas prenatales con hierro y calcio, antihistaminicos o los antiácidos con aluminio fomentan el estreñimiento que suele ser más frecuente en el segundo embarazo que en el primero.

Durante las primeras semanas del embarazo las nauseas matinales y los vómitos pueden contribuir a reducir los movimientos peristálticos del intestino pudiendo causar estreñimiento.

Al haber náuseas, se come poco y se disminuye la ingesta de líquidos. Si además hay vómitos, la pérdida de líquidos es importante y de cierta manera las heces se deshidratan contribuyendo al estreñimiento en el embarazo.

La reducción del número y cantidad de deposiciones, junto a un endurecimiento de las mismas, puede acompañarse de otros molestos síntomas como dolor abdominal, gases, dolor el evacuar, fisuras o hemorroides.

Solo en determinadas circunstancias el estreñimiento en el embarazo puede requerir un tratamiento con medicamentos: es el caso de hemorroides, fistulas o desgarros, o cuando los días sin defecar son excesivos.

Seguir leyendo...