Categorías

Toallitas Gratis

Escurrebiberones y Limpiabiberones

Hay 16 productos.

Los biberones y tetinas se lavan con agua y jabón después de cada toma, así de simple. Hay que eliminar cualquier residuo de leche, ya sea leche fresca o leche seca, y luego aclarar con agua para que no quede nada de jabón en el biberón.

 

Limpiar bien los biberones después de cada uso es la única manera de evitar la proliferación de bacterias y gérmenes en la tetina y en el biberón.

 

Al lavar los biberones tenemos que insistir especialmente en la rosca y el borde interior del biberón y de la tetina, ya que es donde se acumulan residuos con más facilidad.

 

Hay zonas complicadas de limpiar como la parte interna de la tetina, es buena idea hacer uso de los cepillos limpiabiberones para eliminar cualquier resto de leche. La leche una vez preparada multiplica sus microorganismos de manera exponencial, así que no tiene que quedar nada de leche.

 

Otra opción es meter los biberones en el lavaplatos. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que el biberón no se dé la vuelta dentro. Si encontramos el biberón lleno de agua, tendremos que lavarlo a mano igualmente para eliminar todos los restos del jabón de lavaplatos.

 

Antes del primer uso es necesario limpiar con agua y jabón neutro los biberones y es recomendable esterilizarlos o hervirlos. Así acabamos con todos los gérmenes.

 

Secar todas las piezas al aire libre en un lugar limpio donde de el aire, como un escurrebiberones, también puede servir un  paño limpio o papel seco de cocina para queabsorba el agua que va cayendo mientras se seca. Es importante que no guardemos las piezas del biberón encajadas hasta que estén completamente secas, para evitar el crecimiento de bacterias y  gérmenes.

Productos por página