Pijama Fiebre Babyglow (2 unds)

Pijama Fiebre Babyglow (2 unds)

¿No sería fantástico saber si tu bebé tiene fiebre simplemente observando el color de su ropa? Parece ciencia ficción, pero ya es posible gracias a Babyglow.
Babyglow cambia de color con las modificaciones en la temperatura de tu bebé, avisando a los padres cuando la temperatura corporal del bebé supera la temperatura externa normal de 36,5ºC.

Más detalles

5055322100025

46,93

* Fracciona tu pago desde 50 €

* Recibe primero, paga después

¿Cómo funciona?

  1. Elige esta opción al realizar tu pedido, no necesitas tarjeta.
  2. Recibe tu pedido y comprueba tu compra.
  3. Tienes hasta 7 días después del envío para pagar.

¿Cuánto cuesta?

El único coste es de 1.95€.

Envío gratis en pedidos superiores a 69 €. En pedidos inferiores 4,99 € (península).

Entrega en 24/48 h (península).

Pago seguro certificado.

La fiebre es una reacción normal del cuerpo, que se produce como respuesta para combatir una infección causada por virus o bacterias. Realmente es un sabio mecanismo de respuesta de nuestro cuerpo. La fiebre es un signo de presencia de enfermedad, pero no es la enfermedad.

Por este motivo no es necesario tratar la fiebre, sino el malestar que produce en el bebé.
En caso de personas adultas, ellas mismas manifiestan su malestar, pero el caso de fiebre en bebés es diferente por lo que resulta un gran aliado disponer de un pijama detector de fiebre como babyglow, que nos permite saber si el niño tiene fiebre sin necesidad de despertarlo.
Más información sobre la fiebre y su tratamiento en En Familia (Asociación Española de Pediatría): http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/fiebre

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Pijama Fiebre Babyglow (2 unds)

Pijama Fiebre Babyglow (2 unds)

¿No sería fantástico saber si tu bebé tiene fiebre simplemente observando el color de su ropa? Parece ciencia ficción, pero ya es posible gracias a Babyglow.
Babyglow cambia de color con las modificaciones en la temperatura de tu bebé, avisando a los padres cuando la temperatura corporal del bebé supera la temperatura externa normal de 36,5ºC.

Escribe tu opinión