Femintimate Intimrelax

Femintimate Intimrelax

Set de dilatadores vaginales indicados para tratar la vaginitis atrófica y dificultades de penetración. Ayuda a recuperar la elasticidad vaginal y disminuir el dolor coital. Una solución para recuperar y gozar de una vida sexual plena y sana.

Es un sistema de reeducación con 3 dispositivos ergonómicos intravaginales de diversas tallas y diámetros para ejercitar progresivamente el canal vaginal.

Más detalles

8433345203713

49,95

* Fracciona tu pago desde 50 €

* Recibe primero, paga después

¿Cómo funciona?

  1. Elige esta opción al realizar tu pedido, no necesitas tarjeta.
  2. Recibe tu pedido y comprueba tu compra.
  3. Tienes hasta 7 días después del envío para pagar.

¿Cuánto cuesta?

El único coste es de 1.95€.

Envío gratis.

Entrega en 24/48 h (península).

Pago seguro certificado.

Set de dilatadores vaginales indicados para tratar la vaginitis atrófica y las dificultades de penetración. Ayuda a recuperar la elasticidad vaginal y disminuir el dolor coital. Una solución para recuperar y gozar de una vida sexual plena y sana.

Es un sistema de reeducación con 3 dispositivos ergonómicos intravaginales de diversas tallas y diámetros para ejercitar y dilatar progresivamente el canal vaginal, paliar el dolor coital y consecuentemente perder el miedo a la penetración.

Indicaciones

- Después de la menopausia.

- Después del parto o durante la lactancia.

- Mujeres en proceso de radioterapia.

- Medicamentos que reducen los niveles estrogénicos empleados en el tratamiento para el cáncer de mama, la endometriosis, los miomas uterinos o la infertilidad.

- Cirugía para extirpar los ovarios.

- Radioterapia en el área pélvica o quimioterapia.

- Estrés grave, depresión o ejercicio riguroso.

La vaginitis atrófica es causada por una disminución en los estrógenos. Si los niveles de estrógenos disminuyen, el tejido vaginal se encoge y se vuelve más grueso. Esto causa resequedad e inflamación.

Los niveles de estrógenos normalmente disminuyen después de la menopausia y algunas mujeres presentan este problema inmediatamente después del parto o mientras están amamantando, ya que los niveles de estrógeno están más bajos en estos momentos.

Los factores psicológicos son muy determinantes ya que el miedo a la penetración provoca habitualmente la contractura de la musculatura vaginal en el momento del coito, reforzando los síntomas adversos:

  • Escozor o ardor al orinar.
  • Sangrado leve después de la relación sexual.
  • Dolor durante la relación sexual.
  • Flujo vaginal leve.
  • Dolor, ardor o picazón en la vagina.
  • Prolapso vaginal (las paredes vaginales se desplazan hacia debajo de manera que la vagina pierde su localización habitual).

Intimrelax permite ejercitar y dilatar progresivamente el conducto vaginal y al mismo tiempo perder el miedo a la penetración. Está compuesto de tres elementos con una forma perfectamente ergonómica y tamaños distintos para mejorar progresivamente los síntomas derivados de la vaginitis atrófica.

Tamaño de los dilatadores:

- S: 0.9 cm diametro  x 6.5 cm de zona insertable.

- M: 1.5 cm diametro  x 9.5 cm de zona insertable.

- L: 2.5 cm diametro  x 12 cm de zona insertable.

Debe utilizarse acompañado de un lubricante de base acuosa para facilitar los ejercicios y al mismo tiempo lubricar e hidratar las mucosas vaginales con un humectante vaginal. Productos como la vaselina, el aceite mineral u otros aceites pueden dañar los dispositivos intravaginales porque están fabricados 100% de silicona médica.

Modo de uso

Aplicar un poco de lubricante de base acuosa en la entrada de la vagina e ir masajeando suavemente 2-3 minutos.

A continuación coger el dispositivo más pequeño. Aplicar igualmente en la punta lubricante a base de agua en las mismas proporciones. Seguidamente, empezar a presionar para introducir el mismo en la vagina de forma suave y progresiva. Si se nota sequedad es preciso añadir más lubricante.

Se puede seguir ejercitando de 10 a 15 minutos haciendo pequeños movimientos de vaivén. Es importante tener muy presente que la contracción de los músculos vaginales es adversa por lo que si se produce hay que interrumpir el ejercicio.

El objetivo es el relajamiento de la zona vaginal así como la búsqueda del placer que lo acompaña. Se recomienda realizar los ejercicios en un lugar cómodo para favorecer la relajación.

Una sesión al día es suficiente.

Cuando los ejercicios con el elemento más pequeño permiten una introducción confortable y sin molestias, es preciso seguir los ejercicios con un elemento mayor.

Nota

- Los tratamientos contra el cáncer pueden requerir de lubricación adicional. En caso de utilizar un lubricante vaginal, escoge un gel con base acuosa sin fragancias, colores, espermicidas o sabores añadidos, ya que estos químicos podrían resultar irritantes en los tejidos delicados de la región genital.

- Los lubricantes con base de aceite como la vaselina o el aceite mineral no son buenas alternativas para la lubricación vaginal porque pueden incrementar el riesgo de alguna infección vaginal.

- Los tratamientos contra el cáncer, así como la cirugía que se realiza para reducir el riesgo de la enfermedad (como la extirpación ovárica) pueden requerir además de  humectantes vaginales. Son productos sin hormonas diseñados para usarse varias veces a la semana y que mejoran la comodidad. Ayudan a que la vagina se humedezca y mantenga un balance acídico (pH) más normal por hasta dos o tres días. Los humectantes vaginales son de aplicación nocturna para una mejor absorción durante las horas de sueño (una mujer que haya tenido cáncer requiere usar humectantes de 3 a 5 veces por semana).

- Los humectantes vaginales son distintos a los lubricantes, pues son de mayor duración y no están diseñados para la actividad sexual.

 

Precauciones y advertencias

Si no notas mejoría después de realizar la terapia con regularidad durante 3 meses, consulta a tu médico ya que puedes requerir otro tratamiento.

No se aconseja el uso de los dilatadores vaginales si tienes una infección vaginal.

Se aconseja el uso de gel lubricante de base acuosa. No se deben utilizar nunca lubricantes con base de silicona, vaselina o aceite porque pueden deteriorar el producto.

Mantenimiento e higiene

Es de extrema importancia mantener los dilatadores muy limpios para evitar posibles infecciones.

Antes y después de cada uso, lava los dilatadores con agua y jabón y sécalos con una toalla limpia cuando las guardes en su estuche. Son de uso personal, no se debe permitir a otra persona utilizarlos para evitar infecciones. No es necesario esterilizarlos, pero si quieres hacerlo, utiliza una solución química de las que se usan para esterilizar biberones (se pueden deteriorar si se sumergen en agua caliente o alcohol).

Si se mantiene una higiene adecuada de los dilatadores, por sí mismos no provocan la aparición de infecciones u hongos. Si estas diagnosticada de hongos o cualquier enfermedad infecciosa a nivel genital, mientras estés afectada no es recomendable introducir nada en la vagina, ya sean dilatadores, bolas chinas o tampones. Una vez tratado y desaparecido el proceso infeccioso es necesario limpiar exhaustivamente los dilatadores o bien desecharlos, de esta manera evitamos cualquier posibilidad de  recaída.

Materiales como la silicona médica nos aseguran una mejor calidad del producto y mayor facilidad de limpieza.

 

  • Envio Gratuito SI

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Femintimate Intimrelax

Femintimate Intimrelax

Set de dilatadores vaginales indicados para tratar la vaginitis atrófica y dificultades de penetración. Ayuda a recuperar la elasticidad vaginal y disminuir el dolor coital. Una solución para recuperar y gozar de una vida sexual plena y sana.

Es un sistema de reeducación con 3 dispositivos ergonómicos intravaginales de diversas tallas y diámetros para ejercitar progresivamente el canal vaginal.

Escribe tu opinión