# General, Piel sana, Salud infantil

Decálogo de protección solar infantil

Decálogo de protección solar infantil

¿A que ya estáis pensando en sol y playa?

Se acerca el buen tiempo y cada vez más nos apetece pasear con nuestros pequeños por el parque, el campo y algunos afortunados por la playa 😉

A tod@s nos gusta ponernos morenit@s, pero tenemos que tener en cuenta que nuestra piel tiene un diario donde va apuntando, desde que nacemos, todos nuestros excesos, así que es muy importante que tengamos en cuenta los siguientes consejos para proteger a nuestros pequeños de los rayos del sol.

Si protegemos adecuadamente a los bebés y niños, podemos disminuir el cancer de piel en la edad adulta, ya que entre el 50 y el 80% de nuestra exposición al sol durante toda la vida se produce antes de los 18 años. ¿Y a que ningún niño quiere ponerse crema?

Decálogo de protección solar infantil

1.- Los bebés menores de 6 meses nunca deben exponerse al sol directamente, sobre todo en las fontanelas (aunque el sol nos ayuda a fijar el calcio en los huesos, estas zonas son muy blanditas y hay que evitar el sol). Aún teniendo a nuestro bebé bajo la sombrilla, vestidito y con un gorrito apenas le evitamos el 50% de la radiación. Eso está genial para ir de paseo, ya que la radiación que le llega al bebé es menor y el sol aporta muchísimos beneficios pero NO debemos llevarnos a nuestro bebé menor de 6 meses a pasar un día de playa.

2.- Recuerda que si tienes un bebé de menos de 6 meses no debes ponerle crema solar. Los ingredientes de las cremas solares no deben aplicarse en bebés ya que muchas de ellas contienen alérgenos importantes.

3.- El mismo protector solar no vale para toda la familia:

Cada uno tiene un fototipo diferente y un tipo de piel distinto. En todo caso puedes usar el protector solar de tus niños pero ellos no pueden usar el tuyo, ya que los niños tienen una piel más permeable y pueden sufrir alergias a los filtros (sobre todo químicos) de tu protector solar. Además, su estrato corneo es más fino, no tienen desarrollada la melanogénesis (proceso de producción de melanina) y tienen menos defensa frente a los radicales libres.

A los niños menores de 6 meses no los lleves a la playa ni les apliques protector solar, a los de 6 meses a 3 años ponles protectores solares de filtros minerales y a los mayores de 3 años, los pediátricos 50+ resistentes al agua.

El proceso de producción de melanina en los bebés no se encuentra totalmente desarrollado, por lo que su piel es especialmente sensible a los efectos de los rayos ultravioletas del sol. A corto plazo, los efectos dañinos de estos rayos se traducen en dolorosas quemaduras e inflamación, y a largo plazo estos efectos provocan un envejecimiento prematuro de la piel y la posible aparición de cáncer.

4.- Cómo se deben aplicar los protectores solares:

Es importante que apliques los fotoprotectores 30 min antes de la exposición  al sol, en tu casa sobre la piel seca.

La dosis recomendada es 2 mg/cm2 de piel. Hay que ser generosos y cubrir bien la piel de producto.

La efectividad va a depender de la cantidad aplicada inicialmente y de la re-aplicada cada 2 horas y tras cada baño. Otros factores son el tipo de piel y la actividad física realizada durante la exposición.

No uses el protector solar una vez abierto el año anterior. Hay un símbolo llamado PAO (imagen de tapón abierto) que te indica el periodo de conservación tras la apertura, en meses. Una vez abiertos los filtros solares pierden eficacia por la exposición al sol, al calor del coche, restos de arena de la playa… Lo puedes comprobar al notar cambio de olor, color y textura. Si no lo abriste el año pasado sí lo puedes usar, ya que sin abrir la duración es de 30 meses.

5.- Cantidad de fotoprotector que se debe aplicar:

  • Dosificador: 7 dosis para rostro y cuello adulto.
  • Tubo: 20 dedos de producto para cuerpo y 1 dedo para rostro.
  • Spray : 6 pulverizaciones para el antebrazo adulto y 3 para niño.
    Cerrar la boca al vaporizarlos para que no se aspiren las partículas del producto.
  • Stick: pasarlo 7 veces por la zona a proteger.
  • Compacto: 1g en rostro como mínimo.

6.- Extremar las precauciones en las partes del cuerpo más sensibles al sol: cara, cuello, hombros, orejas, manos y empeines. La protección de los labios se debe de hacer con productos específicos.

7.- Aunque los fotoprotectores indiquen “Resistencia al agua” se aconseja repetir la aplicación después de un baño prolongado (más de 20 minutos).

Existen dos factores que miden la capacidad del fotoprotector sobre la piel al entrar en contacto con un medio húmedo:

  • Water resistant: cuando el fotoprotector no ha perdido su capacidad protectora después de 40 minutos de inmersión en el agua.
  • Waterproof: cuando el fotoprotector no ha perdido su capacidad protectora después de 80 minutos de inmersión en el agua.

8.- No utilizar colonias en la exposición al sol porque pueden producir manchas.

9.- Se debe poner protector si se está tras un vidrio o bajo la sombrilla.

Los cristales comunes filtran más del 90 % de la radiación ultravioleta B, pero sólo bloquean un 15 % de la radiación ultravioleta A. Por otra parte, aunque estemos bajo una sombrilla debemos tener puesto el protector solar ya que la arena, el cesped, el agua, o el cemento reflejan la radiación ultravioleta, que nos llega indirectamente.

10.- Test para calcular el fototipo de piel: para finalizar os dejamos una tabla con los distintos fototipos y un enlace a un test para calcular el fototipo de la piel:

¿Cómo puedo conocer mi fototipo?

Tipo y especificación

Descripción

Enrojecimiento y bronceado

I Céltica Piel muy pálida, cabello rojizo, muchas pecas Enrojece fácilmente, nunca broncea
II Pálida Piel pálida, cabello rubio, algunas pecas. Enrojece y broncea moderadamente.
III – Caucásica Piel caucásica, cabello castaño, sin pecas. Enrojece y broncea moderamente.
IV – Mediterránea Piel marrón, cabello y ojos oscuros. Enrojece poco, broncea fácil y moderamente.
V – Indio americano Piel marrón oscuro, cabello oscuro. Enrojece muy infrecuentemente, bronceado oscuro.
VI – Negra Piel y cabello negro Nunca enrojece, bronceado muy oscuro-negro.