# blogs del bebé, Lactancia y alimentación, Salud infantil

Diarrea en bebés: soluciones rehidratación oral y probióticos

La diarrea consiste en hacer caca muchas veces y muy liquida aunque para su diagnóstico se valora más el cambio en la consistencia de las deposiciones respecto a las habituales del niño, que el número de estas, sobre todo en los lactantes que suelen tener un número elevado de deposiciones de manera habitual.

La diarrea es muy frecuente en los bebés y niños menores de 5 años ya que su sistema inmunitario esta inmaduro y menos desarrollado que el de los adultos.

A veces pueden aparecer otros síntomas como fiebre, vómitos, y dolor de barriga (lo detectamos cuando el bebé contrae y estira las piernas de dolor, y llora).

Todo para la diarrea del bebé

No existe ningún tratamiento específico para la diarrea, por lo que el objetivo es la prevención y el tratamiento de la deshidratación.

Las soluciones de rehidratación oral (SRO), una alimentación adecuada y el uso de probióticos son el principal y casi único tratamiento para los niños con diarrea.

Soluciones de rehidratación oral (SRO)

Las Soluciones de Rehidratación Oral (SRO), comúnmente conocidos como sueros, tienen un único objetivo: evitar la deshidratación y pérdida de sales minerales. Aportan la cantidad de agua, sodio, potasio y azúcar que los niños necesitan para no deshidratarse.

Pero realmente las SRO no curan la diarrea. Como los resfriados, la diarrea se cura sola, en unos días. Las SRO evitan la pérdida de líquidos y nutrientes corporales, que pueden causar deshidratación y desnutrición.

Para los niños se recomiendan las soluciones hipotónicas. Debes asegurarte siempre que la solución que le vas a dar sea apta para niños, y nunca se deben administrar a prematuros o niños menores de un mes.

– Es mejor ofrecérselas fresquitas, pero no demasiado ya que podría acelerarse la motilidad intestinal.

– Dale pequeñas cantidades, poquito a poco, si se administra muy rápido puede ocasionar vómitos, especialmente al principio, empeorando la deshidratación.

– Ofrécele a menudo, pero sin forzar. Si el niño no tiene sed es poco probable que esté deshidratado.

– Algunos preparados contienen amarillo anaranjado (E-110) y pueden provocar reacciones de tipo alérgico, incluido asma, especialmente en niños alérgicos al acido acetil salicílico.

– Si detectas que los ojos están más hinchados de lo normal, deja de darle el suero y ofrécele agua. Es signo de una posible sobre-hidratación por lo que la solución de rehidratación oral debe darse más despacio.

¿Cómo administrar las soluciones de rehidratación oral (SRO)?

– En caso de diarrea sin vómitos puedes empezar ofreciéndole 5 – 10 ml cada 5 o 10 minutos e ir aumentando la cantidad según vaya tolerando. Sin forzar en ningún caso.

    • Menores de dos años en total 50 – 100ml de suero después de cada caquita liquida. Máximo 500 ml al día (medio litro).
    • Mayores de 2 años 100 – 200 ml de suero después de cada deposición liquida. Máximo un litro al día.

– Diarrea con vómitos: a modo orientativo y sin forzar

    • Primera hora 2.5 ml cada 10 minutos.
    • Segunda hora 5 ml cada 10 minutos.
    • Tercera hora 5 ml cada 5 minutos.
    • Cuarta hora 10 ml cada 5 minutos.
    • A partir de la cuarta hora puedes darle 10 ml cada 2-3 minutos.
    • Una vez que no vomite durante 6 horas se puede introducir alimentación solida sin forzar.
    • Si vomita, se recomienda descansar 30 minutos antes de volver a empezar de nuevo.

Tipos de soluciones

Hay dos tipos de sueros o soluciones de rehidratación oral: en polvo (se preparan añadiendo agua) y líquidas (ya están reconstituidas).

SRO en polvo

Es necesario mezclarlas con la cantidad exacta de agua que indica el fabricante. Es muy importante que sea así, ya que si queda demasiado concentrada podría ser dañina y si queda muy aguada puede perder efectividad.

Una vez preparada mantenla fresquita en el frigorífico y consumir en un plazo máximo de 24 horas.

Nunca la disuelvas en leche, zumos, o bebidas tipo Aquarius. Tampoco añadas azúcar para modificar el sabor pues se corre el riesgo de dar soluciones hipertónicas que producen hipernatremia. La hipernatremia o sobre hidratación puede producir somnolencia, taquicardia, presión arterial elevada, irritabilidad, inquietud, edema de pies y miembros inferiores.

La que siempre solemos recomendar es el BIORALSUERO BABY (indicado para lactantes entre 2 y 12 meses) que además de sales de rehidratación oral incluye un probiótico (reuteri protectis) para mezclar en el momento. Reduce la duración de las caquitas líquidas y repuebla la flora intestinal (reduciendo el tiempo de recuperación de la deshidratación). Se recomiendan  probióticos en el tratamiento de la diarrea aguda acuosa, principalmente por Rotavirus y en lactantes y niños pequeños.

Bioral suero baby - suero rehidratación oral para lactantes

SRO en forma liquida

Vienen preparadas para tomar directamente en botellitas con tapón para chupar o en tetrabrik. También las hay en gelatinas o en forma de polo-flash, ideales para los pequeños, y más en esos momentos que suelen estar más bien decaídos. Al venir preparadas ya tienen la cantidad recomendada de agua.

Las que siempre recomendamos:

BI-ORALSUERO

bioralsuero solución de rehidratación oral para bebés y niños

CITO-ORAL JUNIOR ZINC

citooral junior zinc solución de rehidratación oral para bebés y niños

CITO-ORAL AQUAGEL (Gelatina)

citooral aquagel gelatina diarreas bebés y niños

SUERO NEO PEQUES REHIDRATACIÓN ORAL (5 polo-flash)

SUERO NEO PEQUES polo flash para diarreas en bebés y niños

Probióticos

Los probióticos facilitan la recuperación de la flora intestinal que se ve alterada en algunas diarreas. Son un complemento perfecto a la rehidratación ya que pueden acortar la duración y la gravedad  de algunas diarreas infecciosas, sobre todo en las de origen viral y preferentemente por rotavirus. En las diarreas con origen bacteriano sus efectos son más limitados.

Se recomiendan usar en dosis altas al inicio de la enfermedad porque es cuando son más efectivos y durante al menos 5 días.

Las cepas más eficaces son:

– Saccharomyces boulardii (ultralevura): recomendadas en casos de diarreas leves o moderadas siempre que se usen durante las primeras 48 horas.

  • En niños hasta 6 años pueden darse una cápsula (50 mg) de 1 a 3 veces al día siendo la dosis máxima de tres cápsulas al día (150 mg/día).
  • Para prevención de procesos diarreicos por administración de antibióticos: Niños hasta 6 años: 1 cápsula (50 mg), 1 vez al día, dosis máxima 1 cápsula (50 mg/día).

– Lactobacillus rhamnosus GG (Bivos): útil en diarreas por rotavirus. Pueden darse entre 1 y 2 sobres al día, o entre 9 y 18 gotas (presentación en gotas).

bivos probióticos para diarreas en bebés y niños

bioralsuero baby 4+4 sobr