# General, Maternidad

Estoy esperando un bebé: ¿qué necesito de la farmacia?

Una lista de farmacia razonada y razonable

Si has llegado hasta este artículo probablemente estés esperando un bebé, y como nosotros, en su día, buscaste en Google algo similar a “qué necesito para mi bebé de la farmacia” 😉

Lógicamente ahora mismo, estaréis más preocupados del momento del parto, de cuando será, de tener la bolsa del hospital preparada (en otro artículo podéis encontrar nuestra mochila del hospital), del papeleo que implica el nacimiento del nuevo bebé etc. etc., y es importante dejar en casa un “ajuar” mínimo para recibir al nuevo componente de la familia cuando volváis del hospital.

Como habrás comprobado, existen multitud de listas donde se recogen los productos que supuestamente vais a necesitar en esta nueva y apasionante aventura que tiene ser padres.

La mayoría de estas listas suelen ser muy extensas y tratan, más que centrarse en lo que es necesario, de no olvidarse ningún producto que puedas necesitar en alguna situación determinada.

Nuestro objetivo, en este post, es hacer un análisis de los productos de farmacia que realmente vais a necesitar, tanto el bebé como la mamá, ya que es muy común, sobre todo en los papás primerizos, y por un exceso de prudencia, el comprarlo todo “por si acaso”. Intentaremos ser lo más objetivos posible y recomendaros aquello que sea estrictamente necesario, ya que siempre podréis comprar más adelante cualquier producto que no tengáis, y evidentemente no es necesario tenerlo todo desde el primer día ¿verdad? Además, en los tiempos que corren es importante optimizar el destino de nuestros recursos económicos, eliminando el gasto superfluo, y en el gasto de nuestro bebé no tiene porqué ser menos. El objetivo es comprar siempre lo mejor para nuestro recién nacido, pero siempre que lo necesite y que lo vayamos a utilizar.

La idea de escribir este post surgió de forma espontánea, ya que desde La Farmacia del Bebé hemos asesorado a muchos nuevos papás: algunos, clientes directos, y otros: amigos, familiares o conocidos. Este asesoramiento siempre lo hemos prestado de manera directa, por teléfono o por correo electrónico, y a través de la funcionalidad “Solicita tu presupuesto” de nuestro portal. Un día nos preguntamos: ¿por qué no compartimos todo este conocimiento?

Como ya hemos comentado al principio, existen muchos post en la red sobre este tema, pero nosotros queremos enfocarlo de una forma un poco diferente, y aportar nuestro granito de arena, por lo que empezaremos estudiando el “estado del arte” para no reinventar la rueda, y al final extraer conclusiones. Al fin y al cabo nuestro equipo es “de ciencias” y es difícil que perdamos esta perspectiva 😉

Nuestro objetivo no es otro que realizar este análisis una vez y hacerlo público, para quien quiera o pueda aprovecharlo. En nuestro caso, antes de que naciera nuestro primer hijo, fueron varias las conversaciones con papás con más experiencia hasta que llegamos a comprar lo que compramos, y aún así compramos productos que jamás llegamos a utilizar ;-).

La metodología para llegar a la lista final será la siguiente:

  • Analizar varias de las listas que podemos encontrar por la web, determinando productos en común y productos originales de cada una.
  • Extrayendo lo mejor de cada una de estas listas y, bajo nuestra experiencia con otros papás y nosotros mismos, determinar  los productos mínimos necesarios que debemos tener en casa para recibir a nuestro bebé.
  • Elegir y recomendar, de cada uno de estos productos la marca y modelo que consideramos mejor para nuestro bebé, atendiendo sobre todo a una buena relación calidad-precio.

Análisis de las listas existentes

Hemos analizado 8 listas que hemos encontrado por Internet, viendo para cada una los productos en común con el resto. Las listas analizadas podéis encontrarlas en las siguientes URLs. Si consideráis que falta algún listado de referencia por favor hacédnoslo saber y estaremos encantados de incluirlas para enriquecer nuestro análisis:

Todas y cada una de las listas analizadas son muy útiles, y alguna que otra nos ha sorprendido gratamente por su enfoque práctico, y porque también se acuerdan de incluir los productos que necesitará la mamá, por ejemplo para facilitar la lactancia materna.

¿Qué nos hemos encontrado?

Tras ver qué productos presentan en común cada una de estas listas nos hemos encontrado con tres grandes grupos de productos:

  • Grupo A– productos comunes a la mayoría de listas (presentes en más del 60%de las listas analizadas):
    • champús y geles de baño
    • crema para irritaciones del pañal
    • pañales
    • toallitas húmedas
    • Biberones
    • Peine y cepillo
    • termómetro común
    • tijeras punta redonda
    • Chupetes
    • Esterilizador
    • Productos para el cuidado del ombligo
    • Hidratantes
  • Grupo B– productos incluidos en algo menos de la mitad de las listas (entre el 35% y el 50%):
    • discos de lactancia
    • Esponja
    • termómetro para el baño
    • tetinas
    • Calienta-biberones
    • crema para el culito
    • escobilla limpieza biberones
    • sacaleches / extractor
    • sacamocos
  • Grupo Cproductos aislados (incluidos en el 25% de las listas o menos): en este caso la dispersión es mayor, pudiendo encontrar aceites corporales para masajes, baberos, bastoncillos, bragas de papel desechables, colonias, compresas de celulosa postparto, conchas de lactancia, crema para la cara, leches infantiles, crema Purelán, bálsamos para los primeros dientes, bolsitas de congelación de leche materna, cadenita para chupetes, cojín de lactancia, crema para costra láctea, cucharas, empapadores desechables, fajas postparto, humidificador, juguetes bañera, limpia-biberones, mordedores, papillas, pezoneras preformadas, porta-chupetes, potitos, spray nasal, suero (para limpiar ojos y nariz) y termo-biberones.

Conclusiones generales

Durante el proceso de análisis nos han llamado la atención diversos aspectos:

¿Lactancia materna o biberón?

En muchos casos no se tiene en cuenta si el bebé va a tomar el pecho o no, y se incluyen biberones (casi en el 75% de los casos) y productos relacionados, incluso leches de inicio.

No olvidéis que la lactancia materna es el mejor alimento que puede tener tu bebé, por lo que no debería ser necesario ningún tipo de leche ni biberón, al menos al principio.

Otra cosa es que se haya descartado la lactancia a priori, bien porque la mamá no pueda dar el pecho o simplemente porque no quiera. Desde nuestro punto de vista la lactancia es una elección totalmente personal y tan respetable es la mamá que desea dar el pecho como la que no.

Productos superfluos o que se necesitarán más adelante

Como comentábamos al principio del artículo, los nuevos papás tendemos a comprar más de la cuenta, “por si acaso”. Basta hablar con cualquier mamá experimentada para que os diga todo lo que compró en su día que jamás utilizó. En este sentido nos hemos encontrado con productos como bálsamos para los primeros dientes (tendrá sentido con la dentición), calienta-biberones, papillas, potitos, termo-biberones, etc. que serán necesarios en un futuro, pero no ahora, y tampoco vamos a llenar la casa de trastos desde el minuto cero no?

Productos que consideramos básicos y que tienen poca presencia

De igual forma nos hemos encontrado con determinados productos que bajo nuestra experiencia (tanto como padres como por los encargos que nos suelen hacer) son de uso común y diario, pero tienen poca relevancia en los resultados. Algunos de estos son:

  • Suero para limpiar la nariz y los ojitos del bebé
  • Productos relacionados con el post-parto: higiene íntima de la mamá, hidratantes y re-afirmantes para la mamá. Salvo en algunos casos concretos, en la mayoría se obvian este tipo de productos

Nuestra selección

Tras todo este proceso ya solo queda configurar nuestra lista o solución definitiva 😉 intentando mejorar las que hemos encontrado por la red, teniendo en cuenta los productos de mayor presencia pero aportando nuestro granito de arena, ya que el hecho de que un producto esté en todas las listas analizadas no debe implicar que sea necesario desde el principio, como hemos visto anteriormente.

Para elaborar este listado, partimos de la premisa de que se va a alimentar al bebé con lactancia materna, por lo que no incluiremos ningún tipo de producto que apunte a alimentación con biberón. De esta forma la denominaremos “Solución nuevos papás”, e incluirá:

Higiene del bebé

  • Champú y gel de baño: os proponemos el Gel Champú extrasuave de Nahore. Un gel / champú muy suave con una excelente relación calidad-precio. Además tened en cuenta que al principio se utiliza muy poca cantidad en cada baño por lo que os durará bastante tiempo.
  • Esponja natural: hemos seleccionado la esponja natural de Mami Cocotón.
  • Hidratante para el cuerpo: en este caso hemos seleccionado un producto de Isdin. En concreto Nutraisdin Loción Hidratante (1000 ml), que es un producto perfecto para la hidratación diaria del bebé.
  • Crema facial: de nuevo nos decantamos por Isdin, Nutraisdin Bálsamo facial (30ml). Nosotros llevamos años utilizándola y siempre la recomendamos.
  • Kit de Peine y cepillo: incluimos un kit de Mami Cocotón que viene en un estuchito muy práctico y ambos, tanto el cepillo como el peine son muy suaves para la cabecita del bebé.
  • Colonia suave: en este caso nuestra preferida es Nahore Baby en formato 500 ml. Es un agua de colonia super-suave y fresca pero que huele muy muy bien. De hecho algunos clientes nos han dicho que la usan toda la familia 😉
  • set de manicura: de nuevo el set de Mami Cocotón que trae unas tijeritas, un pequeño cortaúñas y una lima. Las tijeritas de punta redondeadas son muy fáciles de usar, incluso para papás 😉
  • termómetro de baño: sobre todo al principio, es muy útil ya que nos permite tener el agua del baño a una temperatura óptima. Cuando llevéis meses bañando al bebé os bastará tocar el agua para saber que está agradable. Incluimos el termómetro de Mami Cocotón porque además es un juguetito.
  • gasas estériles y alcohol de 70, para hacer las curas del ombliguito en cada cambio de pañal. Incluimos gasas estériles y alcohol de 70º. Para la limpieza del ombligo:
    • Lávate bien las manos con agua y jabón y retira la gasa que envuelve el trozo de cordón. Si está pegada, no tires de ella. Antes humedécela con un poco de solución antiséptica (alcohol o Cristalmina) para desprenderla fácilmente.
    • Moja una gasa estéril con alcohol o Cristalmina y limpia con suaves toques la herida y la piel de alrededor.
    • Seca muy bien la zona y comprueba que está bien seca con otra gasa. Coge otra gasa empapada en alcohol y enróllala alrededor del cordón. Cuando le pongas el pañal, sujeta con éste el apósito pero sin que le oprima el abdomen.
  • Suero fisiológico, para la limpieza nasal y de los ojitos. Hemos seleccionado Lisubel en 30 monodosis, un formato muy cómodo para tenerlo siempre a mano e incluso llevar en el bolso o de viaje.
  • Sacamocos: incluimos el aspirador nasal de Narhinel, por su forma anatómica.

 

Para el cambio de pañal

Otros productos necesarios para el bebé

Para la mamá

  • Crema Epixelle para el cuidado de la piel después del parto, cuando se hace esencial mantener una adecuada higiene de la zona perineal.
  • Reafirmante postparto: en este caso os recomendamos Bio-Oil, por su buen precio y porque es útil para estrías, cicatrices y manchas en la piel. Además ayuda a prevenir la deshidratación y envejecimiento de la piel, por eso siempre recomendamos su uso desde el embarazo.
  • Discos de lactancia: Discos protectores antibacterias Chicco (60 unidades) que evitan la proliferación de bacterias, son muy finos y mantienen la piel siempre seca.
  • Compresas primeros días: os proponemos las Febus Postpart, de algodón puro 100%, con lo que se reduce el riesgo de infecciones, irritaciones y posibles alergias.
  • Crema pezón: incluimos en nuestra selección la crema Purelán 100 (7 gr), de lanolina pura al 100% y sin aditivos ni conservantes artificiales, por lo que no es necesario eliminarla antes de dar el pecho.
  • Babe Gel Higiene íntima (250 ml), un producto excelente para prevenir infecciones e irritaciones, y para reforzar la barrera protectora de la piel.

No hemos incluido el extractor de leche, ni productos relacionados (bolsas congelación, etc) porque realmente no son necesarios desde el principio. El extractor de leche cobra todo el sentido cuando la mamá se va a incorporar al trabajo, y el esterilizador, si estamos dando pecho tampoco es necesario de primeras. Además encarecerían demasiado lo que hemos denominado solución esencial, pudiendo ser adquiridos aparte.

Como habréis podido observar, para cada producto incluido en la lista, hemos seleccionado una marca en concreto, atendiendo fundamentalmente al criterio calidad/precio, pero podéis configurar vuestra propia lista en La Farmacia del Bebé con otras marcas de vuestro agrado. Por otro lado, os recordamos que mediante la funcionalidad “Solicita tu presupuesto” podéis pedirnos cualquier producto (aunque no esté en nuestra tienda online) o listado, e incluso cargar un fichero con vuestro propio listado para que os lo presupuestemos. De esta forma podemos generar una oferta a la medida en producto y precio 😉

¿Me compensa comprar la solución completa?

¡Claro que sí!

  • En un único pedido tendrás todo lo que necesitas en casa, sin preocupaciones. ¡Para eso estamos nosotros!
  • Todas las referencias incluidas en la solución son de las mejores marcas y con la calidad de tu farmacia de confianza.
  • Los gastos de envío son gratis.

… y si lo que esperas es un sobrino o nieto, regálaselo a sus papás. ¡Ya verás como te lo agradecen!

Encarga ahora tu solución verano 2012