# Biberones y chupetes, General, Lactancia y alimentación, Maternidad

Sacaleches: ¿cuando es necesario?

Como ya comentábamos en el artículo “Estoy esperando un bebé: ¿qué necesito de la farmacia?” es muy común, sobre todo en los papás primerizos, y por un exceso de prudencia, comprar productos que puede que ni siquiera lleguemos a estrenar.

En este ocasión vamos a analizar cuando es necesario adquirir un extractor de leche o como se suele llamar comúnmente, sacaleches.

Son muchas las mamás que están dando el pecho y nos llegan a la farmacia buscando un extractor, preocupadas porque no saben la cantidad de leche que está tomando su bebé. En la mayoría de las ocasiones esta preocupación tiene su origen en la comparación con otros bebés que están tomando leche de fórmula, siendo típicos comentarios del tipo “pues mi pequeño ya se toma X mililitros…”. En estos casos siempre decimos lo mismo: la lactancia materna debe ser a demanda, es decir, debemos ofrecer el pecho siempre que nuestro bebé nos lo pida. Con el tiempo él solito se irá regulando. Teniendo esta idea en la cabeza ¿qué más da cuantos mililitros se tome? 😉

Realmente, en una lactancia normal, no es necesario el sacaleches, al menos hasta que llegue el momento de la incorporación al trabajo, donde puede ayudarnos a generar reservas para que nuestro bebé siga tomando nuestra leche en la guardería, con los abuelos, etc. En cualquier caso, como ya veremos más adelante, siempre es posible hacer extracciones manuales puntuales, sin necesidad de ningún extractor.

Del mismo modo, en una lactancia normal, tampoco es necesario un cojín de lactancia (es mejor probar primero con una almohada o cojín para decidir si queremos comprarlo), ni biberones y el resto de parafernalia.

¿Cómo elegir un sacaleches?

A lo largo de la lactancia nos encontraremos con la necesidad de extraernos leche en varios supuestos:

  • Casos de bebés prematuros, bien porque esté hospitalizado, bien porque no tenga la suficiente capacidad de succión para extraernos él solito.
  • Incorporación al mundo laboral
  • Ingurgitación
  • Separación puntual
  • Para incrementar la producción de leche

En cualquiera de estos casos, la elección del sacaleches que más nos conviene vendrá determinada por la frecuencia de uso que la vayamos a dar:

  • Para un uso esporádico, como por ejemplo una separación puntual porque tenemos una cena y lo dejamos con los abuelos ,-) no es necesario ningún sacaleches. Basta con una extracción manual.
  • Para extracciones más ocasionales os recomendamos un sacaleches manual que son fáciles de transportar, silenciosos, discretos y más económicos.
  • Si ya hablamos de extracciones diarias, desde nuestro punto de vista merece la pena un extractor eléctrico, que nos permitirá realizar la extracción con mayor rapidez y comodidad. Además los extractores eléctricos actuales suelen ser fácilmente transportables.
  • Y si tienes gemelos o mellizos te recomendamos un extractor eléctrico doble, aunque éstos sí que son menos portables 😉

Un buen sacaleches tiene que vaciar completamente el pecho y estimular la producción. Al principio es normal que cueste un poco sacar leche, pero poco a poco, con la práctica, la cantidad de leche extraída será mayor hasta conseguir vaciar los pechos. La extracción es un proceso tanto físico como psicológico, así que se necesitan ciertas condiciones ambientales favorables. Sí la cantidad de leche extraída resulta escasa es mejor dejarlo para no agobiarse y volver a intentarlo pasada una hora más o menos.

¿Cómo usar el sacaleches?

Se aconseja, sobre todo en casos de poca producción utilizar el extractor de la siguiente manera:

  • Cada dos horas:
    • se pone el sacaleches en un pecho y se deja cinco minutos,
    • a los cinco minutos, haya salido mucho, poco o absolutamente nada se para y se pone otros cinco minutos en el otro pecho y lo mismo…
    • a los cinco minutos se para, haya salido o no haya salido y se repite la operación, es decir, cinco minutos de nuevo en un pecho y otros cinco minutos en el otro.
    • Así, habremos estado 20 minutos. En este momento PARAR. Seguir podría ser contraproducente.
    • A las dos horas se puede volver a intentar y así poco a poco irán estimulándose las glándulas mamarias y conseguiremos mayores extracciones.

Esta pauta la aconsejamos en mamás que tienen problemas de poca producción, pero hay que utilizarla con cautela pues se puede provocar un exceso de producción. Si se deja de hacer o el niño luego no mama podría haber problemas de ingurgitación de pechos y mastitis.

Algunos trucos y consejos para estimular la producción de leche

  • Hacer un buen masaje de estimulación previo, y completar siempre con extracción manual. Éste vídeo que incluimos a continuación explica muy bien como realizar el masaje de estimulación y hacer la extracción manual. La leche extraída puede recogerse en un vasito o recipiente. http://youtu.be/SXiruQC5xck
  • Durante la noche dar de mamar solamente de un mismo pecho y así por la mañana el otro estará “lleno” y será más fácil extraerse leche.
  • Ayudar al sacaleches con la compresión mamaria.
  • Mientras el bebé mama de un pecho, aprovechar y ponerse el sacaleches en el otro. La succión del bebé ayuda mucho  a nivel hormonal y hace que del pecho enganchado al extractor salga con más facilidad que si no está mamando del otro pecho.

¿Hay que hacer acopio de leche para la incorporación al trabajo?

No es necesario hacerse con un arsenal de leche congelada, es algo que creo que hacemos todas las madres y que nos preocupa y angustia. Sólo es necesario tener la cantidad necesaria para el primer y el segundo día de trabajo. La leche materna aguanta hasta ocho días en la nevera (siempre y cuando no se ponga en las repisas de la puerta), y la leche extraída en el trabajo se puede guardar en una neverita portátil con un bloque de hielo para llevarla a casa para el día siguiente.

Será necesario tener:

–      Sacaleches eléctrico por su mayor rapidez y comodidad

–      Neverita pequeña con bloque de hielo

–      Recipiente especifico para transportar la leche

El siguiente enlace explica muy bien cómo conservar la leche materna extraída http://www.medela.com/ES/es/breastfeeding/good-to-know/storing-and-thawing-breastmilk.html

Y en este otro la cantidad de leche que se va a necesitar http://albalactanciamaterna.org/lactancia/lactancia-y-reincorporacion-al-trabajo-remunerado

Por último un enlace muy recomendable de la asociación española de pediatría que resuelve muchas dudas.

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/preguntas-frecuentes-sobre-lactancia-materna

Ir a un grupo de apoyo es una muy buena idea. Ahí va un enlace a los grupos que hay, puedes buscar uno cerca de donde vivas.

Ihan – grupos de apoyo

Y para las mamás que necesiten un chute de energía y apoyo os dejo un enlace que cuenta la historia de África, una mamá que adopta a un niño y consigue darle el pecho. Es una entrevista que pone los pelos de punta y te deja lágrimas en los ojos….excepcional

http://www.maternidadcontinuum.com/2013/04/entrevista-a-africa-una-mama-que-amamanta-a-su-bebe-adoptado/

 

Fuentes y referencias

Asociación Española de Pediatría: http://www.aeped.es/

Alba Lactancia Materna: http://www.albalactanciamaterna.org/

Crianza Natural: http://www.crianzanatural.com/

Medela: http://www.medela.com/ES/es/breastfeeding.html