Aspiradores nasales para tu bebé

farmaciadelbebe-aspiradores-nasales

Los aspiradores nasales son un imprescindible cuando tenemos bebés ya que todavía son muy pequeños para poder sonarse los mocos. Su uso, su correcto uso, es fundamental ya que si se aspira de forma incorrecta los mocos al bebé favorecerá a que las mucosidades pueden introducirse en otros conductos como en el oído, lo que provocaría la otitis. Por tanto, se trata de un artículo práctico, útil y básico para eliminar la mucosidad alojada en la nariz del pequeño.

En el mercado podemos encontrar diferentes modelos. En términos generales, podemos diferenciar entre aspiradores nasales manuales y eléctricos. Ambos realizan la misma función. La única diferencia es que en los aspiradores nasales manuales están compuestos por un aplicador en forma de cono y una especie de manguera para eliminar los mocos del bebé mediante la aspiración. En el caso de los aspiradores nasales eléctricos, son más cómodos ya que harán todo el trabajo.

En La Farmacia del bebé tenemos a la venta online aspiradores nasales de las mejores marcas. Si buscas la opción manual, elije el aspirador nasal de pera Acofar. Su boquilla permite una limpieza cómoda, fácil e inmediata. Ofrece una suave aspiración, por lo que podrás usarlo desde el primer día del nacimiento del bebé.

farmaciadelbebe aspirador-nasal-pera-acofar-baby

Otra opción que encontrarás en nuestra farmacia online es el aspirador nasal de Chicco, Physioclean. Favorece la eliminación del exceso de mucosidad de una forma sencilla. Forma ergonómica y antideslizante, lo que facilita su uso. Sus boquillas blandas, con filtro absorbente ya colocado, es perfecto para las fosas nasales más sensibles y delicadas. Por tanto, también está recomendado desde el nacimiento del bebé. Incluye 3 sondas son filtro absorbente desechable, tubo flexible y boquilla para aspirar.

farmaciadelbebe aspirador-nasal-chicco-physioclean

Recomendaciones para el uso del aspirador nasal

Los aspiradores nasales serán los grandes aliados de las madres y de los padres a la hora de eliminar los mocos a su bebé. A la hora de usarlos, te recomendamos seguir los siguientes pasos para un correcto uso:

Indicado para la eliminación de los mocos más espesos. Para facilitar su absorción, puedes aplicar unas gotas de solución salina para aflojar el moco.

Debemos sujetar la cabeza del bebé para evitar que al moverse se haga daño en la zona. Sujétala a la altura de la frente, pero sin ejercer demasiada presión. Además, debemos transmitirle tranquilidad y calma para evitar que se ponga nervioso.

Coloca el aspirador nasal en la entrada del orificio nasal. No lo insertes dentro para evitar posibles lesiones en la nariz. Presiona el aspirador para generar el vacío y colócalo en la fosa nasal. No presiones la goma cuando esté dentro. Introducida la boquilla, suelta la pera de goma para que la mucosidad se almacene en la manguera del aspirador. Hazlo con tranquilidad.

Retira el aspirador y presiona para expulsar el contenido sobre un pañuelo. Repite la misma operación en el otro orificio.

Limpiado los dos orificios nasales, tocará limpiar el aspirador con agua caliente para eliminar tanto la mucosidad como las bacterias. Así quedará limpio y listo para el próximo uso.

Recuerda mantener la nariz de tu bebé limpia para que pueda respirar sin problemas. Esto facilitará tanto su descanso como la lactancia.