Bebé y Navidad: horarios y seguridad

lafarmaciadelbebe-bebes-navidad

Cada vez falta menos para la llegada de la Navidad, una época muy especial y mágica que se vive con más intensidad cuando tenemos pequeños correteando por nuestra casa. Ellos son los que transmiten esa ilusión y emoción por la llegada de las fiestas navideñas. Eso sí, debemos tener en cuenta una serie de factores para que estas celebraciones sean seguras y alteren sus horarios lo menos posible, sobre todo en recién nacidos y bebés.

En La Farmacia del bebé queremos daros unas pautas para disfrutar de estas celebraciones con los más pequeños de la casa. En primer lugar, explicaremos cómo debe ser la rutina del recién nacido, es decir, si son sus primeras navidades dónde es mejor celebrarlo tanto para el bebé como para vosotros. Y, en segundo lugar, os daremos una serie de consejos sobre cómo colocar los adornos navideños para garantizar la seguridad de los más pequeños de casa. Como sabes, según van creciendo, van siendo más curiosos y sienten la necesidad de toquetear y llevarse todo a la boca.

Rutina del bebé en Navidad

La llegada del recién nacido a casa supondrá un cambio radical a tu vida. Tanto el pequeño como los padres necesitaréis un periodo de adaptación. Si acabáis de ser padres hace poco, seguro que estaréis demasiado cansados para organizar las fiestas navideñas en vuestra casa. Por tanto, la mejor decisión es celebrar las navidades en casa de algún familiar. Tu familia entenderá perfectamente que no puedes encargarte de los preparativos. Además, podrás irte a descansar a tu casa a la hora que desees.

Eso sí, deberás mantener la misma rutina en el bebé. Dale de comer y acuéstale a la misma hora que lo sueles hacer. Lleva una cuna portátil y ponla en una habitación para que el bebé pueda dormir tranquilamente. También podrás acostarle en el cuco del cochecito si no quieres llevar la cuna. En este sentido, en nuestra farmacia podrás encontrar Baby Travel, un bolso de viaje que se convierte en una pequeña cuna. Es perfecta cuando vamos a visitar a algún familiar o amigo.

lafarmaciadelbebe-baby-travel-bolsa-cuna-de-viaje

Colocar los adornos navideños

Para unas navidades seguras, sigue nuestros consejos a la hora de colocar los adornos navideños, sobre todo si el bebé ya ha comenzado a gatear o andar.

  • Belén. Los niños adoran el belén. De hecho, según avanza la Navidad, las figuritas se irán cambiando de lugar. Les encanta toquetearlo y mover las piezas. Por ello, en hogares con niños menores de tres años, mejor colócalo en un sitio donde no pueda llegar. Asimismo, evita las figuritas muy pequeñas. En caso de querer pulverizar el belén con nieve artificial, opta por la harina ya que es segura.
  • Árbol de Navidad. Lo ideal es ponerlo en alto para que no puedan llegar los niños pequeños. Opta por un modelo pequeño y ponlo encima de una mesa auxiliar. Con respecto a los adornos, mejor usa materiales que no se puedan romper como tela, cartón, plástico o madera. Olvídate de las bolas de cristal. Es importante no poner piezas pequeñas o adornos que se desprenden con facilidad ya que los pequeños podrían atragantarse.
  • Luces navideñas. Los bebés pueden tocar y morder los cordones eléctricos. Por tanto, existen dos opciones: o no se ponen luces navideñas o si se ponen debe ser en un lugar lejos de su alcance. A la hora de comprarlas, asegúrate que en la etiqueta viene el distintivo CE. Además, tenlas encendidas siempre con vigilancia. Solo enciéndelas cuando estén en casa.

Otro adorno típico en estas fechas son las flores de Pascua. Si te han regalado una o vas a comprarla, recuerda que nos venenosas por lo que no pueden estar al alcance de los pequeños. No deben tocarlas. Ocurre lo mismo con el acebo y el muérdalo. Es mejor evitar estas plantas cuando se tienen niños pequeños en casa. Y en caso de acudir a una casa donde tengan estas plantas, recuerda ponerlas en lugares altos donde no pueden tocarlas.

Con estos consejos, disfrutarás de una Navidad especial y mágica junto a los más pequeños de la casa. Para más información sobre bebés y las fiestas navideñas (alimentación, juguetes, problemas típicos de salud…), consúltanos.