Primer año: problemas de salud leves más comunes

salud-bebe

Las primeras semanas del recién nacido se resumen en dormir, comer y cambio de pañales. A medida que van pasando los días, el bebé irá cambiando y nos irá sorprendiendo, pero también nos puede dar algún que otro susto. Esto se debe porque durante los primeros años de vida tanto los bebés como los niños sufrirán enfermedades típicas de la infancia. Ante el mínimo síntoma o molestia de nuestros pequeños, nos preocuparemos, sobre todo si somos primerizos. Es algo normal ya que los pequeños no pueden explicarnos qué les duelen.

Para asegurarnos que nuestro bebé está protegido frente a las enfermedades, será esencial cumplir con las visitas periódicas al pediatra y seguir el calendario de vacunes. A pesar de ello, durante el primer año de vida es posible que los bebés sufran algún tipo de molestia o problema de salud leve, pero que provoque su malestar y, por tanto, nuestra preocupación.

Para intentar entender qué le puede ocurrir, desde La Farmacia del bebé os vamos a explicar algunos de los principales problemas de salud que suelen tener los pequeños su primer año de vida.

problemas-salud-bebé-comunes

Problemas de salud del bebé

  • Cólico del lactante. Los cólicos son muy comunes en los lactantes, sobre todo los tres primeros meses de vida. Los llantos del bebé son muy intensos y se producen después de las tomas. Se da con más frecuencia por la tarde/noche. Es posible que los llantos del bebé te lleguen a desesperar y a preocupar debido a su intensidad y a su duración. Mantén la calma y coméntaselo a tu pediatra. Es importante que el bebé trague el menor aire posible a la hora de darle el pecho o el biberón. De hecho, en nuestra farmacia pueden encontrar biberones anti cólicos.
  • Dermatitis atópica. Enfermedad de la piel que se caracteriza por la sequedad de la misma lo que provocará su irritación y descamación. Suele provocar un picor intenso que al rascarse causará una infección. Las pieles atópicas son sensibles y necesitan unos cuidados especiales para mantener los brotes bajo control. Es importante mantener la piel hidratada y para ello se deberán usar cremas especialmente para pieles atópicas. En nuestra farmacia podrás encontrar tanto cremas como geles y champús para la dermatitis atópica.
  • Dermatitis del pañal. El contacto de la piel con las heces y orina provocará irritación en la zona del pañal. Esta irritación puede causar dolor a los más pequeños. La mejor forma de evitar y tratar este problema es cambiar el pañal en cuando se haga sus necesidades en él. Asimismo, habrá que aplicarle la crema reparadora, una pasta de agua que aislará el culito del bebé y lo mantendrá protegido de la humedad.
  • Primeros dientes. Suelen salir a partir de los seis meses, momento donde el bebé babea más. Las encías estarán inflamadas, el pequeño estará irritado y tendrá necesidad de morder todo. Alivia el dolor de los dientes con los mordedores. También hay cremas específicas para encías.