Salud infantil: morderse las uñas

La Farmacia del bebe morderse uñas niños

Muchos niños sufren onicofagia infantil. Aunque el término suena algo asustadizo, nos estamos refiriendo a los niños que se muerden las uñas. Por tanto, no es una enfermedad sino un mal hábito que tiene un origen nervioso y que puede aparecer antes de los tres años. Es importante parar a tiempo este hábito evitando que se prolongue en el tiempo ya que tiene consecuencias nocivas en el desarrollo de los niños, especialmente en su salud bucodental y también en su autoestima.

Este mal hábito suele aparecer cuando los pequeños están estresados, tienen ansiedad o están pasando un mal momento. Esto puede ocurrir cuando se les cambia de colegio, cuando pierden a un ser querido o cuando se producen cambios en su vida como, por ejemplo, la llegada de un nuevo miembro a la familia. En otras ocasiones simplemente imitan lo que ven de sus padres o familiares. Normalmente, la onicofagia infantil suele desaparecer con la edad. Sin embargo, en otros casos se puede alargar en el tiempo lo que provocará heridas en los dedos, infecciones de encías, deformidad en dientes y uñas o la aparición de verrugas, entre otras consecuencias. Ante esta situación, si ves que tu hijo sigue mordiéndose las uñas según va cumpliendo años, será importante que actúes para combatir este mal hábito de forma definitiva.

Desde La Farmacia del bebé te damos unos consejos de cómo actuar para que tu pequeño deje de morderse las uñas.

Pautas para dejar de morderse las uñas

  • Estar tranquilos. No castigues ni regañes a tu pequeño. Asimismo, no insistas demasiado ya que puede tener un efecto contraproducente. Puede acabar por agravar más este hábito. Cuéntale las consecuencias de morderse las uñas como que se le van a deformar las uñas, que puede coger infecciones…
  • Cuando veas que se muerde las uñas, intenta distraerlo con algo que implique utilizar las manos. Por ejemplo, leer un cuento, jugar o salir a dar una vuelta.
  • Averigua por qué se muerde las uñas. Hay que saber qué situación desencadena que nuestro pequeño se muerda las uñas. Puede ser porque está nervioso, porque se aburre o porque está pasando un mal momento desde el punto de vista emocional. Una vez que descubramos el motivo será más sencillo que deje definitivamente este hábito.

Mordex esmalte amargo

¿Estás pensando comprarle un esmalte con sabor amargo? Puede ser muy útil, aunque dependerá de la edad. En niños menores de 3 años, este esmalte no les impedirá seguir mordiéndose las uñas. En cambio, a partir de los 3 años puede ser de gran ayuda. A partir de esa edad, los niños ya comprenden el problema y desean colaborar para dejar de morderse las uñas. Ese sabor amargo les servirá de recordatorio, de que no deben morderse las uñas.

La Farmacia del bebe Mordex Esmalte amargo transparente

En La Farmacia del bebé tenemos a la venta Mordex esmalte amargo transparente para evitar que los niños se muerdan las uñas o se chupen el dedo. Se puede aplicar a partir de los 3 años. También lo pueden utilizar los adultos que se muerdan las uñas.