Sólo tres semanas, y de viaje…

Día previsto de nacimiento de MartinaSólo quedan tres semanas! Y esto es agotador…

Al peso y cansancio habitual se une una sensación de impaciencia, pero a la vez de incredulidad difícil de explicar…

Por un lado deseamos ansiosos la salida de Martina. Por el otro, nos resuena la frase de las abuelas “tu déjala, que ahí esta mejor que en ninguna parte: come sola, duerme sola, no llora…“. Y probablemente no les falte razón, pero nosotros necesitamos ver su carita, percibir su olor, y hasta oír su llanto…

Lo que sí que es cierto es que nos cuesta visualizar lo que cambiará nuestra vida en tan sólo unos días. Lukas ya tiene 4 años y funciona completamente solo por lo que empezar de nuevo, como podréis suponer, cuesta un poco… Pero a pesar de todo esto estamos súper impacientes 😉

Estos últimos días hemos realizado un largo viaje en coche. Ya, ya, estamos un poco locos, pero bueno, estamos embarazados y no enfermos 😉

Sirva como consejo de viaje el uso del cojín de lactancia (que ya teníamos del anterior embarazo) para colocar la cada vez más impresionante barriga adecuadamente y para que el viaje se haga lo más cómodo posible.

Lo que sí que es importante, si hacéis un viaje en “este estado”, es que llevéis la ropa más cómoda que tengáis, y sobre todo prestad especial atención al calzado (nada de tacones ;-)) porque los pies tienden a hincharse mucho cuando se pasa demasiado tiempo sentada.

Y por supuesto, es muy conveniente parar más a menudo que de costumbre para estirar las piernas e ir al WC.

Por lo demás ha sido un viaje muy pero que muy productivo en todos lo sentidos. El último con tres pasajeros! O el primero de la cuarta pasajera?